fbpx

1 año de…

Muchas cosas… muchísimas diría yo…

Fue en Marzo del año pasado la última vez que escribí en este blog, la realidad es que lo he descuidado mucho cuando mi compromiso pretendía ser firme, pero las circunstancias han tenido mucho peso y sólo ahora que mi vida vuelve a su cauce y normalidad habitual, es cuando puedo y quiero retomar lo que venía haciendo hasta ese momento.

Es por ello, que este primer post después de tanto tiempo lo voy a dedicar a hablar de lo que ha pasado en mi vida durante estos meses, me lo voy a dedicar a mi.

Empezaré contando que allá por Marzo del año pasado yo aun estaba viviendo en Zurich, por entonces hacia ya mas de 2 años. Yo había ido allí siguiendo a mi pareja que era Suizo y ambos habíamos decidido que era mejor para los 2 irnos allá, donde las cosas estaban más fáciles a nivel de trabajo, en concreto para él, que vivir aquí en España donde no tenía muchas opciones.

El caso es que cambiar de país, de amigos, de costumbre, de clima y de gastronomía nunca fue fácil para mi, esto genero tensiones en la pareja desde el principio pero además de esto la pura realidad es que éramos muy diferentes, con maneras diferentes de ver y estar en el mundo.

A  mi modo de ver las diferencias intrínsecas de las diferentes culturas ya hacían mella, pero no seré yo quien diga que 2 personas de diferentes culturas no puedan ser completamente compatibles; la cuestión es que nosotros no lo éramos.

Como yo siempre creo que las cosas y en concreto las relaciones hay que trabajarlas, lo hicimos, lo intentamos, intentamos ponernos de acuerdo, pero discutíamos por las mismas cosas una y otra vez sin ser capaces de arreglar las cosas, aunque eso no quiere decir que no resultase difícil plantearse la ruptura. Yo lo había dejado todo por irme, la apuesta era fuerte y romper el proyecto de futuro complicado.. así que los últimos meses en Suiza fueron muy complicados, además mi padre hacia mas de 1 año que estaba enfermo de cáncer y esto era una losa que pendía sobre nuestras cabezas… aunque de alguna manera nunca llegué a hacerme a la idea de lo enfermo que estaba.

A principios de Junio después de mucho debacle, presente la baja definitiva de la empresa y decidí volver a mi país y dejar esa relación de pareja. Para cuando volví a finales de Junio, mi padre había empeorado mucho y ya necesitaba oxigeno para poder respirar. Era un hombre fuerte y ni siquiera así demostró lo mal que estaba, tuvo un par de días malos pero yo no podía ni imaginar que el final estaba tan cerca, de hecho todavía me parece irreal, pero finalmente falleció el 30 de Julio de 2013 después de unos días en el hospital que fueron un infierno para él y para la familia, hasta ese momento nunca había pasado por algo tan traumático pero me queda pensar que todos pasaremos por ahí de un modo u otro, así que procuro hacer las paces con la muerte como parte de la vida, y quizás me ha servido aun mas para darme cuenta de lo fútil que resulta perder el tiempo en algunas de las cosas en las que lo perdemos, cada día es un regalo y los días poco a poco se agotan como para desperdiciar ni tan sólo uno de ellos.

Os podéis imaginar cual era mi estado anímico con todo esto sucediendo al mismo tiempo… pero ante todo pronostico conocí a un chico, y de entrada había conseguido captar mi interés ya que en los últimos días con vida de mi padre estuvo muy pendiente de mi y, eso en un momento como aquel, me llego mucho. 4 días después de fallecer mi padre, le conocí en persona…y fue un flechazo, de esos que me había hartado de decir que nunca me había pasado y en los que no creía, pues con él me pasó, me gustó desde el primer momento y poco a poco me fui enamorando…

Pero también en esto iba a encontrarme con un reto, resulta que mi chico es divorciado y tiene 2 hijos de su anterior matrimonio … cuando me contó todo esto me descolocó completamente, siempre había pensado que no me gustaría que mi pareja tuviera hijos de una anterior relación, pero como todo en la vida, uno no puede hacer planes, porque la vida luego nos lleva por donde quiere y aferrarse demasiado a nuestras ideas no es demasiado inteligente.

Así que al poco de conocernos ya vivíamos juntos, y desde hace ya 4 meses que vivimos en una casa de los 2, en la que pasamos nuestro tiempo con sus hijos, ha habido y seguro habrán momentos difíciles, pero con eso y con todo, me compensa con creces por lo feliz que me siento… además y como colofón a mi felicidad, después de unos meses de búsqueda de trabajo infructuosa, hace hoy 2 meses que estoy trabajando, de ahí lo que decía al principio y es que parece que mi vida vuelve a su cauce y me encanta!!

Es curioso como a veces pueden pasar años en que nuestro día a día no difiere mucho en uno al siguiente, y de repente la vida da un bandazo que lo trastoca todo… y de verdad y con todo, lo bueno, lo malo y lo regular, eso mismo es lo que me hace sentir viva.

Hecho de menos a mi padre, pienso y sueño con él a menudo pero para cuando se fue ya nos lo habíamos dicho todo y habíamos zanjado temas del pasado, le quiero y sé que su recuerdo siempre estará conmigo.

Ahora que ya estoy otra vez asentada en España, toca empezar de nuevo con proyectos, ilusiones y objetivos nuevos … espero y me deseo todo el éxito del mundo y es que después de la tormenta siempre vuelve la calma.

1 Comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres conocer mis servicios?

Si estas en un momento vital donde necesitas un pequeño empujón para ver las cosas más claras, yo puedo ayudarte.

Consulta mis servicios y tarifas y empecemos a trabajar juntos para conseguirlo.

Hola

Soy Pat

Te ayudo a mostrarte tal y como eres, a que te sientas bien contigo mismo y a que aprendas a expresarte libremente sin miedo al juicio de los demás para poder conectar de una modo real en todas tus relaciones.

¿Todavía no lo tienes?

Descárgate mi eBook gratis!

“3 claves para conectar con cualquier persona”

Categorías

Otros artículos que podrían interesarte:

!!!Únete el reto!!!

No pierdas esta oportunidad de hacer crecer tu autoestima y decirle adiós a la vergüenza

Te informamos que los datos de carácter personal que nos proporcionas rellenando este formulario, serán tratados por Patricia Pérez Delgado como responsable. Puedes consultar la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra: Política de privacidad

Si
1
Hola,
¿Quieres que hablemos?